lunes, 27 de julio de 2015

Sobre cambios y vacaciones

Empecé en este blog el 11 de marzo de 2014 intentando migrar una página antigua, pero al final, por causas imputables a blogger, no fue posible. Comencé de cero, incluso con la url, sabiendo por fin qué es lo que quería contar: quería hablar sobre libros.

Después quise mostrar lo que escribía, con lo que el blog se convirtió en una fusión de recomendaciones y textos propios, aderezados con alguna entrada de opinión personal.

Desde su apertura me habéis visitado más de 23.000 veces; de ellas, 2.025 en el último mes. Y, en total, me habéis dejado unos 1.858 comentarios que os agradezco enormemente.

La lista de las 10 entradas más visitadas es esta:


Cuando empecé con este blog, el diseño era muy colorido:




Pasando (aproximadamente un año después) a un fondo más claro, con un estilo minimalista:




Hasta que, en la actualidad, el fondo es de un blanco impoluto, porque lo que de verdad importan son las letras. Eso sí, lo que podéis comprobar es que esa genial cabecera diseñada por David Orell y que va tan acorde con el título se ha mantenido inamovible, y así seguirá:

Histórico de imágenes proporcionado por la página Wayback Machine


Y después de todos estos cambios, de todos estos posts, de todos estos días, aquí sigo y aquí seguís conmigo, por eso quiero dedicaros la entrada de hoy a todos los que me leéis cada semana y desearos, también, unas felices vacaciones.

Yo dejo aparcado hoy el blog hasta septiembre, pero seguiré activa en Twitter y estaré trabajando codo con codo con la editorial para terminar el proceso de edición en el menor tiempo posible y que así tengáis la novela en vuestras manos cuanto antes (si aún no os habéis hecho con un ejemplar, ¿a qué esperáis? Eh, eh, eh? Xddd!).

Nos vemos a la vuelta. Biquiños mil!!!

lunes, 20 de julio de 2015

El vigilante, de Peter Terrin

Dos vigilantes, aislados en el aparcamiento de un edificio de lujo, esperan la llegada de su relevo y de las provisiones que les mantienen con vida. Tienen prohibido comunicarse con los residentes, y la situación se agrava cuando observan cómo todos excepto uno abandonan el edificio en el mismo día. La suposición de que en el mundo exterior haya ocurrido una catástrofe, la falta de provisiones y la posibilidad de que todo sea una prueba para conseguir un ascenso les llevarán al límite de su resistencia.

El miedo al exterior y al otro, la necesidad de aguantar y sus obsesiones hacen de esta obra una maravillosa metáfora sobre la sociedad actual y la soledad del ser humano. 

Hoy os traigo al blog una propuesta diferente, un libro que no libera la mente, sino que la aprisiona. A medida que vas leyendo sientes una fuerza que te aplasta el pecho y que te corta la respiración, porque no sabes más que el vigilante, no tienes más información de la historia de la que él tiene y por eso sientes el mismo miedo que él siente.

Un sólo personaje que habla, diálogos escasos y capítulos minúsculos, no hay grandes cliffhangers, no hay nada objetivo que enganche como en una serie de esas policíacas hechas para el gran público y, sin embargo, el libro tiene algo, un no sé qué, que hace que no puedas parar de leer.

Conocí este libro a través de la reseña que hizo Isaac Belmar en su blog Hoja en blanco (y que podéis leer aquí). En ella nos decía, entre otras muchas cosas, que el final no quedaba claro pero que a él no le importaba. Yo os diré que para mí el desenlace está perfectamente cerrado, creo que el autor conduce a que pensemos qué es lo que le sucede al vigilante; lo que no terminamos de saber es la realidad del mundo en el que viven, y eso es lo que desconcierta de la historia y hace que sigas pensando en ella incluso días después de haberla terminado.

Sin duda, es una lectura que recomiendo, y que nos deja grandes frases como estas:

- Somos como el ojo izquierdo y el ojo derecho: juntos vemos la profundidad.

- Tal vez todo el mundo sabía lo que ocurría, pero nadie quería que se lo recordasen.


Y vosotros, ¿habéis leído este libro? ¿Qué os parece la situación que plantea? Me gustaría saber vuestra opinión a través de los comentarios.

miércoles, 15 de julio de 2015

Lo que es una realidad

- A los que creéis en mí, por darme ánimo para seguir.

- A los que no creíais, porque me encanta llevar la contraria y demostrar que puedo.

- A los que me animasteis, porque sois mi gasolina.

- A los que dejabais comentarios feos, porque me encanta constatar que no resulto indiferente.

- A los que precomprasteis, porque cada número que sumaba el contador me hacía ilusión.

- A los que difundisteis por las redes sociales, porque me alegró ver todo el apoyo que tenía.

- A los que decís que nunca seré escritora, porque no lo soy, y aún así, me leen.

- A los que me leéis, porque me encantan las opiniones con criterio y porque me gusta mejorar.

- A los que os conocía antes de apoyarme, y a los que os conocí después.

- A los que nunca os conoceré, porque este mundo es muy grande (y menos mal).


A todos y cada uno de vosotros porque, de una forma u otra, buena o mala, me habéis demostrado que lo que hago hay a quien le importa, y sois muchos más de 100.



A todos, gracias, gracias y 100 millones de gracias, porque la publicación de mi primera novela ya es una realidad, tanto en papel como en digital.

-------------------------

P.D. Y si no la precompraste y quieres un ejemplar, puedes hacerte con uno aquí.

lunes, 13 de julio de 2015

Quién me iba a decir a mí que ibais a hacerme octogenaria

Esta no es una historia sobre personas, esta es una historia sobre una historia.

Había una vez un cuento encerrado en un sistema binario de ceros y unos que luchaba por salir. Soñaba con saltar cual ardilla de la tele de libro a libro, ya fuera en soporte digital o en el de papel. Para salir del cascarón en el que se escondía sólo necesitaba 100 empujones. Si 100 manos le tocaban la espalda y le ayudaban a ir hacia delante conseguiría que muchas personas entrasen en su mundo, leyesen sus líneas y se evadiesen por unos momentos de la realidad.

Para ello se propuso un plazo. Durante todos esos días dio mucho la lata pidiendo los empujones y habló sobre el proceso de salir a la luz en diferentes sitios, incluso hizo un vídeo; todo para que lo conociesen y le diesen una oportunidad.

Un día se despertó y se dio cuenta de que algo más de 80 personas estaban ahí, confiando en él. Eso le llenó de una gran alegría. Pero aún no eran suficientes personas.

En este momento en que os estoy contando su historia faltan 19 empujoncitos de nada y es el último día del plazo propuesto. ¿Lo conseguirá a tiempo? Pronto lo sabremos. En vuestras manos está decidir su final...

-------------------------

P.D. Los apoyos en la web de la editorial son necesarios, eso es obvio, pero si podéis hacer difusión también me ayudaréis un montón. ¿Os animáis? ¡Muchas gracias!

martes, 7 de julio de 2015

La vida no es una pirámide de Maslow

La vida no es una pirámide de Maslow, es una pirámide de buitres. La gente jode a quien tiene por debajo porque ellos tienen por encima a alguien que los jode. Ni siquiera esperas subir el escalón algún día, sólo rezas para que alguno de los que está arriba no sea como los que están por encima de ti.

A veces luchas, otras pasas de todo con tu mejor sonrisa, también lloras de impotencia, de rabia y de frustración; puede que al final consigan que te resignes a ser la carroña que no tiene patas para largarse de ese valle sin árboles.

Piensas en qué hacen los demás y sólo ves a gente sin problemas, que tienen todo lo que ansiaban. ¿Seguro? No te compares, tú no ves lo que hay detrás.

"La verdadera grandeza, no necesita la humillación del resto" (Amado Nervo).


-------------------------
P.D.: Sólo le queden 5 días a mi campaña de crowdfunding, si tú no precompras la novela, no saldrá publicada.

lunes, 6 de julio de 2015

¿Por dónde ando?

Ando por las aceras, las carreteras, descalza por mi casa y por el mar y por la arena. Y además, esta temporada he estado publicando en blogs ajenos a los que me han invitado para que cuente cosas. Por ejemplo:


Luego me acerqué al blog de la editorial en la que estoy haciendo la campaña de crowdfunding para publicar mi libro a contestar unas preguntillas que me hicieron para que podáis pasaros y cotillear un poquito más sobre mí.

También me dejé caer en La piedra de Sísifo porque quería dejar constancia de que los lectores no tienen derecho a veto.

Y como siempre, al principio, entre medias, y al final, estuve dando por saco en las redes sociales para intentar que se publique mi primera novela. ¿Qué necesito? Que 100 personas la precompren. Me queda menos de una semana y como no me deis un empujoncito me da a mí que no voy a conseguir el objetivo.



¿Por qué podría interesarte precomprar mi novela? Porque me harías muy feliz, eso lo primero. Pero además la historia puede que te guste, porque tiene mucha intriga y seguro que te sorprende. Además, tienes el primer capítulo gratis a tu disposición y un vídeo promocional en el que podrás encontrar más información. Si es que más fácil no lo puedo poner.

Pero, sobre todo, precómprala por la misma razón por la que visitas este blog: porque quieras.

miércoles, 1 de julio de 2015

El secreto de las abejas, de Carlos Laredo

Los pintorescos pueblos de Cee y Corcubión, en la bella y salvaje Costa de la Muerte gallega, se ven sacudidos por un atraco millonario en una caja de ahorros local, de cuya investigación se hará cargo el cabo de la Guardia Civil José Souto, conocido por todos como cabo Holmes. El guardia volverá a aplicar toda la perspicacia, perseverancia e intuición que lo caracterizan y que le han permitido resolver complicados casos en el pasado; sin embargo, en esta ocasión tendrá que enfrentarse también a sus propias debilidades y vencer una irresistible tentación para conseguir llegar a un desenlace tan escondido como sorprendente.

Hoy os traigo otro libro de este cabo que se está haciendo famoso entre los lectores. En esta novela se nos presenta un nuevo caso ambientado magistralmente en la costa gallega. Un caso previsible e imprevisible al mismo tiempo, porque puedes llegar a sospechar de quien debes, pero piensas que es tan fácil que sería imposible. El desenlace está bien argumentado, bien hilado; y eso es lo que hace que disfrutes más de la novela, que sea creíble.

También he podido conocer más de la vida personal del cabo Holmes y eso se agradece porque es un personaje muy bien construido, con muchos matices, que a veces se debate entre el deber y sus anhelos. Me he enfadado con él en este libro por algunas tramas relativas a su vida personal, y eso me ha agradado, porque no siempre una persona es perfecta ni cumple con tus expectativas; esa es una de las cosas que hacen que me haya gustado tanto esta novela.

La única pega que puedo ponerle (si se le puede llamar así) es que he echado mucho de menos a uno de los personajes, para mí, principales: al detective Santos.

Estoy deseando que se publique la siguiente novela de la saga, por lo que tengo entendido no saldrá hasta el año que viene, así que me quedaré sin uñas, seguramente.

Os recomiendo este libro para que leáis en verano, sólo o acompañado de cualquiera de los otros de la saga cuyas reseñas podréis encontrar aquí y aquí.

Un autor, Carlos Laredo, que es garantía de éxito y de buena lectura, y al que tengo que agradecerle que me haya enviado este ejemplar para reseñar.

Y, para terminar, una frase para enmarcar que me he encontrado en el libro:

- (...) hay verdades que no son aceptables más que por uno mismo.


- - - - -

P.D.: Ya sabéis que para que mi primera novela salga publicada necesito que 100 personas la precompren. Me quedan 12 días y voy más que ajustada, así que agradeceré todo el apoyo posible. Desde sólo 6€ podéis haceros con un ejemplar en la página de Libros.com y ayudarme a cumplir un sueño. ¡Muchas gracias!